top of page

Cómo poner límites sin sentirme cumpable y decir no de forma asertiva

Querida amiga


A menudo, como mujeres, nos enfrentamos a la expectativa de cuidar a los demás y poner sus necesidades antes que las nuestras. Esto puede llevar a sentirnos culpables cuando ponemos límites y nos cuidamos a nosotros mismos. Sin embargo, es importante comprender que poner límites es esencial para nuestra salud mental y bienestar emocional. A continuación, se presentan algunos consejos para ayudarte a poner límites sin sentirte culpable.


Reconoce tus necesidades: Para poder establecer límites saludables, debes reconocer tus necesidades. Haz una lista de las cosas que son importantes para ti y establece límites claros para proteger esas necesidades.


Aprende a decir no: Decir no puede ser difícil, especialmente si te sientes obligada a ayudar a los demás. Pero aprender a decir no es esencial para poner límites. Practica diciendo no de manera clara y respetuosa.


Comunica tus límites: Asegúrate de comunicar tus límites de manera clara y directa. No te disculpes por cuidarte a ti misma. En lugar de eso, comunica tus límites con confianza y respeto.


Mantén tus límites: Una vez que hayas establecido tus límites, es importante mantenerlos. No permitas que los demás te hagan sentir culpable por cuidarte a ti misma.



Aquí hay algunos ejemplos de límites que puedes establecer:


Establece límites de tiempo en tu trabajo para asegurarte de que no te estás sobrecargando de trabajo.


Si alguien te hace sentir incómoda o te habla de manera irrespetuosa, comunica claramente tus límites y hazles saber que ese comportamiento no es aceptable.


Establece límites en tus relaciones personales. Si alguien te está tratando mal o te está manipulando, establece límites claros y considera poner fin a esa relación.


Si tienes problemas para decir no, establece límites de tiempo en tus actividades sociales para asegurarte de que no te estás sobreextendiendo.


Recuerda que establecer límites es una parte esencial de cuidar de ti misma. No te sientas culpable por poner tus necesidades primero. Al poner límites claros, estás tomando medidas para proteger tu salud mental y bienestar emocional. ¡Vamos juntas en este camino hacia establecer límites saludables!





Aquí unos ejemplos de como decir, no de forma asertiva



"Gracias por la invitación, pero hoy no puedo. Estoy agotada y necesito descansar en casa".


"Entiendo que necesitas ayuda, pero en este momento no puedo comprometerme. Tengo otras responsabilidades que debo atender".


"Aprecio tu oferta, pero tengo que decir que no en esta ocasión. Estoy tratando de priorizar mi tiempo y recursos".


"No me siento cómoda con esa idea. Prefiero hacerlo de esta otra manera".


"Siento no poder ayudarte en esta ocasión. No creo que sea la mejor persona para hacerlo, pero tal vez conozco a alguien que pueda ayudarte mejor".


"No estoy de acuerdo con lo que estás diciendo. Prefiero hablar de otro tema".


Recuerda que decir no de manera asertiva es una forma saludable de establecer límites y cuidar de ti misma. No te sientas culpable por decir no cuando es necesario. Al practicar esta habilidad, estarás protegiendo tu bienestar emocional y aumentando tu confianza en ti misma.

17 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page